Buscar
  • Potatoes USA

Energía sin residuos: la papa



Una de las mayores bondades de las papas como constituyentes de nuestra dieta (lo que comemos cada día) es la energía que nos pueden brindar y lo fácil que nuestro cuerpo la puede utilizar.

Recordemos que las papas son tubérculos, esto es tallos subterráneos de las plantas, que utilizan para guardar energía. Esta energía proviene del sol y a través de la fotosíntesis se convierte en azúcares que se almacenan en los tubérculos en forma de almidones.


Cuando consumimos alimentos ricos en almidón, como la papa, el camote, o las semillas gramíneas (trigo, arroz, maíz) y sus subproductos, podemos obtener energía de ellos muy fácilmente. Nuestro cuerpo rompe las cadenas de almidón, las convierte en azúcares que las células procesan y convierten en energía (en forma de ATP’s), agua y dióxido de carbono que exhalamos en la respiración. No se producen residuos ni sustancias difíciles de excretar como cuando se obtiene energía de otras fuentes como las grasas o las proteínas. Energía de rápida y sencilla liberación, libre de residuos, esas son las papas.


Cada gramo de almidones, de los que contienen los tubérculos como la papa, aporta 4Kcal. Nuestro cuerpo utiliza esta energía, en primer lugar, para mantener nuestro metabolismo o sea las funciones básicas de las que depende nuestra subsistencia, como el latido del corazón, la respiración, la función excretora del sistema urinario (los riñones), la digestión, etc. Aún si nunca nos moviéramos ni un poco (sin siquiera parpadear) nuestro gasto energético sería alto pues las funciones vitales no se interrumpen nunca y requieren de su combustible. Un adulto sano de cerca de 30 años gasta entre 1200 y 1500Kcal tan sólo en su metabolismo basal, sin movimiento.


Pero también necesitamos energía para llevar a cabo todas las actividades que implica la vida, desde movernos hasta pensar. El cuerpo gasta energía en cada movimiento y proceso. Para los músculos, para el sistema nervioso, pero sobre todo para el cerebro, no hay mejor fuente de energía que los hidratos de carbono, en particular los azúcares naturales que se obtienen de la ruptura de los almidones como los contenidos en la papa. Energía para pensar, energía para disfrutar, energía para movernos y energía para vivir: eso es lo que la papa aporta a nuestro cuerpo. De igual forma, eL exceso de estrés, ya sea físico, químico o emocional, puede ser un factor que puede contribuir a que nos enfermemos.

El estrés debe ser enfrentado con optimismo y con un estilo de vida que implique una buena alimentación incluyendo papas en tus alimentos y ejercicio en forma rutinaria.


Para los deportistas y sobre todo para aquellos cuya rutina es de mediana o larga duración (más de 20 minutos) los almidones son básicos como fuente de energía. A partir de ellos obtienen el combustible necesario para rendir y mantener el mismo ritmo durante toda la rutina. Es por esto que a dichos deportistas se les recomienda consumir muchos almidones, en forma de pastas, panes o papas al horno o en cualquier preparación, varios días antes de sus pruebas y como cena la última noche antes del gran evento. Sólo así se garantiza el rendimiento y buen funcionamiento de todos los sistemas, sobre todo el muscular, durante la competencia.


Así que como fuente de energía sin residuos, y ya sea para la gran competencia deportiva, para el examen más difícil o simplemente para tener ganas de disfrutar la vida o garantizar el correcto funcionamiento del cuerpo y todos sus sistemas, no hay como consumir papas, que son altamente nutritivas y gracias a sus almidones garantizan nuestra obtención de energía de fácil liberación, y ¡libre de residuos!

28 vistas