Buscar
  • Potatoes USA

Cómo mejorar el rendimiento de deportistas consumiendo papas


La actividad física es cualquier movimiento del cuerpo que incremente el gasto de calorías o energía sobre el nivel de reposo, pero cuando se realiza de una forma estructurada, planificada y repetitiva se le llama ejercicio físico. Una persona deportista es aquella que realiza ejercicio físico de manera habitual con el objetivo de mejorar o mantener la forma física y únicamente se considerará a sí mismo un deportista exitoso cuando su rendimiento mejore día con día y se evite la fatiga.

La alimentación es una pieza fundamental para mejorar el rendimiento del deportista ya que se ha demostrado que aunque una persona sea constante en sus entrenamientos y siga los consejos del entrenador al 100%, su rendimiento no mejora cuando no se brinda la energía necesaria para la realización de la actividad ni las sustancias adecuadas para la reparación de los tejidos que se dañan o lastiman al hacer ejercicio físico.

Parecería fácil alimentarse bien, sin embargo existe demasiada información que confunde al deportista y en vez de mejorar su rendimiento, lo disminuye. Un tema frecuente entre deportistas es la cantidad de proteínas que consumen ya que ellas desempeñan un papel importante en el mantenimiento, reparación y crecimiento de los diferentes tejidos del organismo y sí es importante. Sin embargo, en la actualidad se da un abuso en el consumo de productos como barritas y polvos de proteína, como si fueran lo único importante para mejorar su rendimiento cuando la realidad es que se puede alcanzar fácilmente la recomendación de proteína con alimentos como huevos, pescado, aves, atún, lácteos, leguminosas, nueces, etc. Pocos se preocupan por brindar a su organismo la energía necesaria para cada minuto de actividad, cuando la verdad es que si lo comparáramos con la construcción de una casa, las proteínas sólo serían los ladrillos o tabiques y los hidratos de carbono (carbohidratos) serían los albañiles que acomodan cada tabique en su lugar, por lo que no se lograría la construcción de cada pared sin la existencia de ambos al mismo tiempo.

Los carbohidratos (HC) que se ingieren cada día se almacenan en el organismo en forma de glucógeno en el músculo (glucógeno muscular) y en el hígado (glucógeno hepático) y serán la fuente principal de energía para las células musculares durante la actividad física y/o deporte. Se ha demostrado que la cantidad de ellos que se consuma se relaciona estrechamente con la cantidad de glucógeno almacenado en el cuerpo humano, que tendrá un efecto directo en la capacidad del atleta para realizar ejercicio. El consumo de una dieta rica en carbohidratos (7 a 10 gramos de HC/ kg de peso corporal/ día) así como un buen plan nutrimental para antes, durante y después del entrenamiento o competencia, incrementan la disponibilidad de glucosa circulante, estimulan al páncreas para la secreción de insulina y por lo tanto se crean condiciones favorables para la síntesis de glucógeno, evitando su agotamiento durante el ejercicio y permitiendo al atleta obtener la energía para ese día y el reabastecimiento completo de glucógeno muscular para el día siguiente, que se traducirá en un mejor rendimiento cada día.

Las fuentes de HC que más se recomiendan para estas funciones en el deportista son los polisacáridos, o hidratos de carbono complejos, como fueron llamados por el Comité del Senado de Estados Unidos en 1977, y sus formas más comunes son el almidón y la fibra. La mejor noticia es que la papa es fuente importante de ambos tipos de polisacáridos. Una papa mediana (aprox. 150g) brinda al deportista aproximadamente 25 gramos de almidón que se traduce en 110 calorías de energía sin residuos y 2 gramos de fibra dietética que además cumple en el organismo diferentes funciones digestivas y cardioprotectoras. Además de ayudar a mejorar el rendimiento del deportista con estos nutrimentos, la papa es una buena fuente de potasio, mineral esencial para evitar calambres musculares y es excelente fuente de vitamina C, esencial para la formación de colágeno, para la absorción del hierro y para fortalecer el sistema inmunológico. Por si fuera poco, es buena fuente de vitamina B6, que es indispensable para la producción de aminoácidos necesarios para la formación de proteínas y para lograr un adecuado metabolismo de proteínas y carbohidratos; y es libre de grasas, sodio y colesterol.

Así es que, si eres deportista o estás empezando a estructurar tu actividad física, no olvides incluir deliciosas papas en cualquiera de sus presentaciones y en cualquier tiempo de comida para lograr mejorar tu rendimiento día con día, evitar la fatiga y convertirte en un deportista exitoso.

83 vistas